fbpx

Sangre y arena: ¿los últimos tiempos de la tauromaquia?

Sangre y arena: ¿los últimos tiempos de la tauromaquia?

Aun cuando son cientos de miles las personas aficionadas a la llamada Fiesta Brava, en los últimos años han surgido igualmente cientos de miles de personas que se oponen a ella debido al sufrimiento absurdo que representa para el toro de lidia dicho espectáculo.

El enfrentamiento entre la bestia y el hombre se remonta a la edad de bronce, en la época más brillante del Imperio Romano se acostumbraba que jóvenes de familias nobles se enfrentaran a muerte con los toros a fin de demostrar su valentía y dotes de cazadores, más tarde los toros se soltaban en el Circo Romano para atacar y acabar con los Cristianos en la época de la persecución de los mismos.

A partir de esa época el toreo va pasando por diferentes facetas desde el lanceo a caballo o a pie, hasta llegar a la época moderna en que se toman otras medidas de protección a los caballos usados por los picadores, el uso de las banderillas y el ritual que hoy forma parte de la llamada Fiesta de todas las Fiestas hasta los cambios dentro de la ganadería, en donde surgen criadores sólo de reses bravas para la lidia, la parafernalia alrededor de las corridas de toros, la confección de los trajes de toreros, subalternos, picadores y la formación de las cuadrillas de cada matador que incluyen en el paseillo inaugural hasta los mulilleros, que son los encargados de retirar el cuerpo del toro, y los arenilleros, que prepararan la plaza para la siguiente faena.

Narrar la historia de las Corridas de Toros no es fácil, existen enciclopedias con tomos enteros sobre el tema, en algunos Países es considerada la Tauromaquia no solo como una tradición sino como parte de la Cultura de los mismos.

Toros y Toreros han sido inspiración del arte también, desde las artes plásticas, la escultura, la música, el canto, la poesía, la novela y otras manifestaciones audiovisuales tales como películas y documentales.

La Tauromaquia, considerada como Arte, Tradición y Cultura, ha tenido fieles seguidores entre personajes reconocidos tales como Ava Gardner, Gerard Depardieu, María Félix, Antonio Banderas, Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, Cristiano Ronaldo, Paz Vega, Joan Manuel Serrat, el Che Guevara, Gabriel García Márquez, Arturo Pérez Reverte, por mencionar a algunos.

Entre los pintores y músicos que fueron inspirados por la Fiesta Brava podemos mencionar a Goya, Picasso, Manet. Dali, Jacinto Benavente, Bizet, Botero, Agustín Lara, entre otros.

Poetas, filósofos y escritores que cayeron ante el hechizo de la afición taurina fueron Ernest Hemingway, Jorge Luis Borges, Miguel de Cervantes, Federico García Lorca, Pablo Neruda, Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Valle Inclán, Ortega y Gasset, Antonio Machado, Benito Pérez Galdós, Calderón de la Barca, Gustavo Adolfo Bécquer y un largo etcétera, que no sólo manifestaron su afición con su presencia en los cosos taurinos sino que escribieron reconocidas obras sobre el tema.

Las artes gráficas también hicieron acto de presencia con los grandes diseños de las Carteleras Taurinas agregando a ello la impresión de panfletos y calendarios alusivos.

Sin embargo, los detractores de este tipo de eventos presentan argumentos muy válidos para oponerse a que continúen estos espectáculos, algunos extremistas publican falsedades que no comprueban con hechos como el que al animal se le tortura antes de su salida al ruedo, ni a los criadores de reses bravas ni a los toreros les conviene que eso suceda y es prácticamente imposible que sea verdad ya que son muchas las personas involucradas desde la tienta del toro en las ganaderías, su traslado a las plazas, las rifas que se realizan para saber que toro le tocara ser lidiado por que torero, etcétera.

Imagen: Globedia

Sí, los que se oponen al Toreo tienen razón, aunque el argumento de los defensores del mismo sea que el toro es criado especialmente para la lidia, no significa que todo toro de lidia sea bravo, ni siquiera cuando un toro es indultado por su bravura, curado y enviado a la ganadería para ser utilizado como semental es garantía de que engendrará toros que heredarán su bravura. El toro de lidia es criado a campo abierto, su cuidado es especial y jamás conoce un capote antes de llegar a una Plaza porque significaría un extremo peligro para el Matador, ya que la bestia desarrollaría lo que entre ellos llaman “sentido”, ubicando al torero para su embestida y no el capote para la faena.

Un toro de lidia pesa entre 500 y 600 Kgs, es por ello que se considera la necesidad de la participación de los picadores en el ruedo, ellos tienen la misión de “desfogar” al animal y asegurarse de esta manera que el toro embista con la cabeza baja y evitar el cabeceo que expone a los participantes de la faena. Este tercio es el más brutal de la corrida de toros y al que los mismos aficionados lanzan rechiflas cuando el picador excede su participación, la puya “disminuye” al toro, lo desangra y lo lastima, si a eso agregamos las banderillas, definitivamente es el tercio más violento y salvaje en detrimento del animal y que en algunos cosos taurinos se está comenzando a evitar, defensores de la participación de picadores y banderilleros manifiestan que es la forma de mantener un equilibrio entre el toro y el torero debido al tamaño, peso y bravura, sin embargo esta explicación está cayendo mas en la calificación de mito que de realidad.

Aunque en Cataluña fueron prohibidas las corridas de toros en 2010, esta decisión fue tomada por una gran mayoría de los Españoles como una manifestación más de su tendencia separatista y manejada como artificio político, a pesar de que la prohibición fue derogada en 2016, no se han efectuado corridas hasta la fecha.

Los defensores de uno y otro bando, en contra del maltrato animal y a favor de la Fiesta Brava presentan argumentos con manifestaciones extremas, de hecho los opositores agregan a la defensa del derecho a la vida y la dignidad del animal los intereses sociopolíticos y económicos de los grandes empresarios y ganaderos, amén de que muchos toreros que han logrado fama internacional han creado sus propias ganaderías y empresas, agregando estos últimos que la industria es fuente de trabajo para muchísimas personas ligadas al espectáculo.

Imagen: ABC

La concientización de que el toro de lidia sufre una tortura innecesaria también ha hecho mella entre los aficionados taurinos, de hecho se promueve actualmente que para salvar la Fiesta Brava como espectáculo, se eliminen básicamente la suerte de los picadores, la de las banderillas y la muerte del astado y se concentre en la faena del torero modificando algunas leyes del Reglamento Taurino, incluyendo el marcaje del hierro de la ganadería en la piel del animal, entre otras cosas.

En Latinoamérica se han prohibido las corridas de toros en gran parte de los Países Centro y Suramericanos y en lugares donde aun se presentan, no podrían llamarse Fiesta Brava ya que no se guarda la tradición, en Costa Rica está prohibida la matanza del toro, así que las “corridas” no son siquiera similares a las que conocemos como tales. En un ruedo sueltan becerros, no llegan al nivel de novillos, cualquiera salta al ruedo a tratar de dominarlos, lo que obviamente no sucede y se han dado casos de fallecimiento de los “aficionados” por topetazos recibidos por los animales y caídas que han provocado rompimiento de cuello en algunos de los “espontáneos”

México es el único País que guarda las formas y el reglamento de la Fiesta Brava, aún así, ya algunos Estados y Ciudades han prohibido el espectáculo y aunque las manifestaciones en contra del mismo son múltiples, es difícil que se lleguen a derogar porque al igual que en España, se considera dentro del ámbito del Arte, la Tradición y la Cultura (heredada desde los tiempos de la Conquista y continuada durante la Colonización).

Sin embargo, la labor de los opositores al maltrato animal es tan grande que quizá su lucha y su constancia un día logre los frutos que esperan, si no logran desaparecer la Tauromaquia en sí, quizá logren modificar el Reglamento Taurino de tal modo que el toro de lidia no sea torturado ni ejecutado en la arena.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version