fbpx Saltar al contenido

Retrospectivas de un México que parece que no quiere o no lo dejan cambiar

16 julio, 2019

Hace casi un año fueron las elecciones más concurridas de la historia de México, en la cual no sólo se eligió a un nuevo presidente de la República, sino también a diputados federales, locales, senadores, alcaldes y gobernadores. En estas elecciones arrasó el partido MORENA, de postura de izquierda, y llevó a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, en su tercer intento por llevarse la victoria. Como dicen por ahí, el que persevera alcanza o la tercera es la vencida.

En esa ocasión, realicé esta reflexión que me permito compartir con usted, apreciable lector, dedicándole unas lineas a México, a manera de carta, la cual les comparto:

Ciudad de México a 1 de Julio de 2018.

Querido México:

Te preguntaría ¿Cómo estás?, pero creo que hasta la pregunta ofende, últimamente te he visto preocupado, tenso, triste, con muchos problemas, llevas muchos años así pero los últimos han sido los más complicados; no solo para ti, también lo ha sido para muchos de nosotros.

Quisiera pedirte una disculpa, sí, una disculpa por todo lo malo que te han hecho, como han vendido tus recursos, menospreciado tus orígenes, tu cultura, tus símbolos, te han puesto en ridículo, no te han defendido, han hecho cosas indebidas en tu nombre y en un supuesto bien de la nación y quienes según dicen trabajar en servicio de la patria. 

Cuanto tiempo tengo de conocerte… Los mismos que tengo, pero solo de un par de años a la fecha me he involucrado más en tu historia y conocerla más para entender en donde se perdió el rumbo, por qué estás así y cómo fue que te hemos fallado.

Hoy tomé una decisión sobre lo que pasará contigo, conmigo, con todos. En esta decisión llevé conmigo a los niños de la guardería ABC, a los 43, a los damnificados de los sismos del 19S, a Javier Valdez, a Miroslava Breach y los 107 periodistas asesinados desde el 2000, a los miles de desaparecidos, a los muertos, a sus familias, a los migrantes, a los que han sufrido injusticias, a los que claman una vida mejor…. Me pongo en sus zapatos y no quiero seguir así, ya no te quiero ver así.

Quiero escribirte de nuevo en unos años y decirte que todo está mejor y que se trabaja día con día, que hay más orden y oportunidades, que estamos en paz, que estamos construyendo en lugar de dividir. Ya que no estamos en los primeros lugares de impunidad y corrupción, ya no hay Casas Blancas ni Odebrecht, pero sí hay historias de éxito de primeros lugares en ciencias, en las artes, en el deporte, innovación, casos de éxito en todos los ámbitos, que vengan extranjeros y digan que bello eres y quieran regresar.

Sé que es difícil, pero no imposible. Mañana estaremos empezando a contar otra historia, en la cual todos te tengamos presente y estemos orgullosos de ser mexicanos.

No sé cual sea su sentir, estimado lector, pero sigo viendo a nuestro México igual de herido, consternado, pero sobre todo dividido. Si bien, hay decisiones que no han sido populares entre los ciudadanos, por los recortes presupuestales a casi todas las estructuras de gobierno y efectivamente si hay y seguirá existiendo un mal terrible que se llama corrupción, pero creo, que no han sido los modos ni las formas de querer solucionarla, de tajo y afectando a muchos.

Ojalá y las decisiones que de tomen sean para recomponer el rumbo del barco llamado México, antes de que quede a la deriva con todo y se hunda con todos sus pasajeros.

¿Te gustó? compártelo.
English Version