¿Por qué no fui ladrón?

¿Por qué no fui ladrón?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si eres un ciudadano responsable, seguramente debes pagar control vehicular o tenencia, cambias tu tarjeta de circulación (aunque no te guste)  cuando te lo indican, verificas tu auto en los plazos establecidos para que no te multen, haces declaración de impuestos, con todo el estrés que eso lleva, no sea que te vayas a equivocar en un cero o una coma. También pagas tus recibos de luz, agua, teléfono, televisión por cable,  internet y obvio el celular. Haces maroma y media para pagar renta o predial, ya no digamos la comida y si tienes hijos, las colegiaturas, cuotas, útiles escolares y un interminable etcétera de gastos que los ciudadanos debemos hacer.

Lo haces porque es una obligación y hay leyes que establecen penas por no cumplir. Si no pagas control vehicular, multa; faltas a la verificación, multa ¿QUIÉN NOS MANDA A TENER COCHE?

Ahora el gobierno nos incentiva mediante el terror tributario, con spots cada 5 minutos en radio, tv y prensa donde nos dicen que, si no hacemos declaración anual, nos va a caer una multota. ¿QUIÉN NOS MANDA A SER CONTRIBUYENTES CAUTIVOS?

Y si por ejemplo en Puebla, al hacerte tu tarjeta de circulación, ellos se equivocan y cambian por sus calzones cuantos cilindros tiene tu coche y quieres que corrijan el error, te dicen que debes pagar una lana, porque ellos no pueden imprimir de gratis y que cada tarjeta vale 450 pesos, caso de la vida real de la Lora.

Y en ese momento explotas, porque con dinero de tus impuestos premian con 15 mil pesos a huachicoleros.  Después viste los comerciales de terror de hacienda. Y mientras esperas a que te atienda la supervisora vuelves a montar en cólera al ver en redes sociales, en que gastan los chamacos las becas que se pagan con tus impuestos.

Recuerdas como sudas y te tiemblan los dedos al llenar los formatos del portal del SAT y se te llena la boca de bilis  al ver en todos los noticieros, que quienes toman las casetas de cobro, se llevan un millón de pesos de cuotas “voluntarias” en 12 horas tan solo de la México-Cuernavaca.

Decides que ya no vas a pagar impuestos, que se metan por donde les quepa la tarjeta de circulación, al cabo ya es más chiquita que antes, no vas a volver a hacer cola en los centros de verificación, ni pagarás el agua, del predial ni hablamos. Vas a manejar a la velocidad que te dé la gana porque decides no pagar fotomultas. Que se vayan a la fregada los del gobierno, a ver de dónde sacan dinero para mantener huachicoleros, becas para que compren chelas tibias, porque ya nos quieren quitar hasta las frías. Si quieren mantenerlos, no lo van a hacer con tus impuestos.

Sudas, te llenas de bilis, te duele la cabeza y quieres agarrar a golpes a todos.

Y pagas la corrección de la tarjeta.

¿Por qué?

Porque te enseñaron a respetar las leyes, recuerdas que eres contribuyente cautivo y el SAT conoce tu dirección, sabes que te va a salir más caro no verificar tu auto, recuerdas el costo de las fotomultas, no sabes cómo, ni tienes el estómago para cerrar casetas, ni tampoco sabes robar combustible.

Si roban, el gobierno los justifica diciendo que lo hacen por necesidad.

Si yo no pago impuestos el gobierno me multa o me mete a la cárcel.

Si un tráiler se accidenta y la gente se roba el producto, los policías no hacen nada

Si no verifico mi coche los policías me detienen y me multan.

Si un puñado de personas muere robando combustible, el gobierno les da 15 mil pesos a los familiares.

Si no pago el predial, el gobierno me multa y me amenaza con embargarme.

Algo está muy mal en este país, donde los ciudadanos que cumplimos con nuestras obligaciones no dormimos por la angustia de cubrir nuestros impuestos y los que rompen la ley disfrutan impunemente del fruto de nuestro trabajo.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of