fbpx

Música y esperanza: Una reseña de la película «Los Coristas»

Música y esperanza: Una reseña de la película «Los Coristas»

Existen muchas formas de tocar el corazón de las personas, la música es una buena forma de hacerlo. Ella puede hacer que un corazón duro se ablande y el espíritu más rebelde muestre lo bello que es en realidad. Esta es una de las enseñanzas que deja la película francesa Los Coristas (Les Choristes, Christophe Barratier, 2004).

La magia de la música

Clément Mathieu, interpretado por Gérard Jugnot (L´Auberge Rouge. Gérard Krawczyk, 2007) es un músico frustrado que, como última oportunidad en su vida, termina trabajando como prefecto en un internado para niños problema. Al darse cuenta que el lineamiento educativo del lugar está lleno de arbitrariedades hacia los jóvenes, decide organizar un coro con el que pretende mostrar a las autoridades que la disciplina puede ser aplicada de otras formas. Mathieu debe enfrentase las hostilidades y trabas impuestas por el señor Rachin, el director de la escuela, personificado por François Berléand (La fille coupée en deux. Claude Chabrol, 2007). El coro logra grandes avances para el ambiente de la escuela gracias a la conexión que los niños tienen con la bella música que compone Mathieu.

Un buen hombre puede hacer la diferencia en un ambiente hostil

La historia se desarrolla en la Francia de la posguerra (Segunda Guerra Mundial), donde se sobreentiende que la situación económica de la población no es muy buena. En el internado Fondo del Estanque (Fond de l´Étang) se encuentran niños con problemas de conducta y a un paso de ser delincuentes. La situación se nota desoladora ya que algunos de los jóvenes son huérfanos y están condenados a una vida llena de maltratos y nulas oportunidades. Dentro de este panorama se presenta la figura de Clément Mathieu como un elemento trasgresor del aparente orden que se tiene en la escuela, ya que desde el principio se muestra en contra de los castigos brutales que impone el director. La forma que el nuevo prefecto encuentra para mejorar esa situación es con paciencia.

Gracias a la confianza que los alumnos comienzan a tenerle al prefecto es como él mismo logra sumergirse en la vida de los jóvenes y de esta forma detecta el talento nato para la música de algunos de ellos. En la historia destacan tres personajes que acompañan al entrañable Clément Mathieu en las vivencias del internado.

Entre los estudiantes se encuentra Pierre Morhange, interpretado por Jean-Baptiste Maunier, un joven con una voz privilegiada que de inmediato alienta al prefecto a volver a componer. Morhange se muestra reacio a participar en el coro, pero es gracias a la insistencia de su madre Violet y a su perseverancia, que logra ser la voz principal.

Pepinot es un niño huérfano que tiene la esperanza de que sus padres regresen por él, por lo que todos los sábados se le puede ver aguardando por su familia en la puerta del internado. Este niño es quién despierta un sentimiento paternal en Mathieu por lo que termina protegiéndolo de algunos niños abusivos. Como dato curioso, él no canta en el coro.

Mondain, interpretado por Grégory Gatignol, es un muchacho que es ingresado en el Fondo del Estanque como un experimento para reintroducirlo a la sociedad, ya que a su corta edad ya fue culpado de varios crímenes y es considerado un débil mental e inadaptado.

La vida de Morhange y Pepinot es tocada por la buena voluntad que Clément Mathieu desborda y así logra darles una oportunidad de salir del hoyo que significa estar en ese internado.

Sin duda lo mejor de la película es la hermosa banda sonora nominada al Óscar en 2005. Vois sur ton chemin con la música de Bruno Coulais y la letra de Christophe Barratier es una pieza exquisita que corona una fluida historia llena de situaciones dramáticas y divertidas. El desenlace es un poco inesperado y tiene que ver con el comienzo de la película, ya que está contada en forma de analepsia por Pierre Morhange y Pepinot cuando estos ya son hombres maduros.

Vale la pena buscarla en Netflix para pasar un buen rato en familia viendo esta tierna historia de enseñanza y buena música.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version