Saltar al contenido
La Redacción

Miriam Pérez Guerrero, esculpiendo sueños de Mérida para el mundo

5 junio, 2019

Nacida en la Ciudad Blanca, Mérida, Yucatán, se trasladó a la Ciudad de México para realizar sus estudios en la Academia de San Carlos, Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Más adelante se especializó en bronce a la cera perdida, cristal y cerámica en el Instituto Allende de la Universidad Autónoma de Guanajuato. Tomó clases de Técnicas Teatrales y realizó la Maestría en Ciencias Artísticas en Texas por la A&I University, en Estados Unidos.

No conforme con esa intensa formación académica, estudió Danza Contemporánea en el Ballet Nacional de México y extendió su aprendizaje y práctica en la “Martha Graham School of Dance”, en Nueva York, y con Bella Lewitzky en “TWU” Denton, Texas, Estados Unidos.

Miriam Pérez Guerrero es una mujer extraordinaria, con una visión que va más allá de los sueños, sueños que se pueden apreciar a través de su arte, no sólo en la pintura sino especialmente en la escultura, figuras etéreas y sublimes, con una fusión sutil de los elementos de la naturaleza que absorbe, la integra a su innata sensibilidad, la enamora y en amor a… reintegra en cada una de sus esculturas esa erupción volcánica del alma convertida en arte.

Debemos señalar no sólo la formación académica de nuestra admirable entrevistada, sino su desempeño profesional, ya que ha aportado a la cultura y a la sociedad su experiencia en forma tácita como Directora de Difusión Cultural en 2 Campi del ITESM: Ciudad de México y Cuernavaca, Morelos. Fue Directora y Coreógrafa del Grupo de Danza Contemporánea de la Escuela Americana de Pachuca, Hidalgo.  Fungió como Maestra de Pintura y Dibujo en El Nigromante, INBA de San Miguel de Allende, Guanajuato; en esa misma Ciudad fue Directora Fundadora de Gres Arte y Diseño de la Escuela de Artes.

Miriam Pérez es Miembro Fundador de Alta Temperatura, A.C., fue Maestra de Escultura en Gres, Arte y Diseño en la Escuela de Artes de San Miguel de Allende, Guanajuato. En esa localidad también fue Maestra de Danza Contemporánea del Grupo El Nigromante del INBA y en Guanajuato, Guanajuato, fue Directora y Coreógrafa del Grupo de Danza Contemporanea Nuevo Espacio.

Toda esa preparación académica y experiencia lleva a esta extraordinaria artista Mexicana a integrar cada pincelada de un cuadro, cada línea de un dibujo, cada movimiento de la danza a un terreno que representó en su momento un reto, pero un reto que despertó en ella una gran pasión, el terreno de la Escultura, y vaya que sólo contando literalmente con el conocimiento de las líneas, de las formas y de los materiales no es suficiente para la ejecución de una obra de esa naturaleza, se requiere ademas de la aplicación de la geometría, el fondo, la arquitectura, el diseño, el aprovechamiento del espacio y un esfuerzo físico especial.

Miriam comenta que aun cuando la pintura fue el inicio de su camino en el arte, no se sentía del todo satisfecha, fue en búsqueda de esa satisfacción como entró al Ballet Nacional de México, practicar la Danza Contemporánea fue el detonante que la llevó a la Escultura, según sus propias palabras: “Hacer coreografía es crear miles de esculturas en segundos, hacer escultura es atrapar un segundo para siempre”.

Incursionó en su momento en el diseño de escenarios e iluminación para teatro y televisión realizando al mismo tiempo la coreografía de los mismos.

Abrirse espacios en el ámbito de la cultura en México no es un camino fácil para las mujeres, especialmente tratándose de la Escultura que tradicionalmente ha sido dominio de los varones. Son pocas las mujeres escultoras en México que han logrado el éxito profesional, entre ellas se encuentra nuestra encantadora entrevistada que ha tenido la gran satisfacción de recibir reconocimiento internacional al ser Ganadora por Unanimidad del 1er. Lugar en la Biennal de Escultura Valldoreix en Barcelona, España en 2016, para ser merecedora después del Premio de Escultura Andrés Villa Pérez en Villaldemiro, Burgos, Castilla y León, España, Premio a la Trayectoria en 2017.

Entre nuchas otras, ha entregado 2 obras para la B.U.A. de Puebla; 3 para los Juegos Panamericanos en Guadalajara, Jalisco; una de 8 mts. Para un coleccionista privado en Uruapan, Michoacán; una más para el Museo del Automóvil en El Paso, Texas. La obra ganadora del 1er. Lugar de la Biennal de Valldoreix en España, “Chac el Dios Maya de la Lluvia”, será enviada al Museo de la Escultura Metálica de Villaldemiro en el mismo país.

Pensando en los jóvenes que quisieran seguir el camino de las artes, Miriam Pérez sugiere “que sean honestos, si el arte no es pasión no van a ninguna parte, tienen que sentir una necesidad constante, deseo de aprender técnicas, que no caigan en el “facilismo” sino que busquen ser sinceros consigo mismos”.

Miriam Pérez, con la sencillez que se manifiesta en la grandeza de las personas, fluye en sus obras encontrando “El movimiento como un reflejo de la iniciativa y el poder del hombre. La alegría del esfuerzo, tan olvidada”. Cuando se enfrenta a sus propias ideas que a veces pueden ser complicadas para realizarlas, le gusta trabajarlas y lograrlas.

Cerramos esta entrevista con las palabras de esta gran artista, agradeciendo el haber tenido a bien concedernos con generosidad su tiempo y su sentir: “El arte debe comunicar, a primer vista, de la misma manera en que la brisa o el sol tocan tu piel, o una sonrisa o lágrima tocan tu alma”.

www.miriamperez.mx
itzaat@hotmail.com

Tel. estudio: 01 (777) 381 0624     Móvil: 045 777 257 1050.