¡Mírame cuando te hablo! Pues no estás escuchando y ¡Guarda silencio!

¡Mírame cuando te hablo! Pues no estás escuchando y ¡Guarda silencio!

Muchos pensamos que una persona no entiende si no tienen contacto visual con nosotros. Les llamamos distraídos, ausentes y otros adjetivos que pueden lastimar. Muchas veces terminamos aislado a esos individuos, etiquetándolos como poco sociables, cuando en realidad escuchan y entienden cada palabra, frase, oración, y lo que más desean en su vida, es ser escuchados.

Esto tiene una simple explicación, “Son Personalidades Auditivas”.

¿QUÉ TIPOS DE PERSONALIDAD HAY?

La Programación Neurolingüística (PNL) menciona tres canales de aprendizaje (Visual, Kinestésico y Auditivo), los cuales en la vida práctica definen en un cierto grado la personalidad de cada individuo.

Los Visuales son muy observadores. Tienen que crear imágenes en su mente para formarse un juicio, prefieren ver que solo imaginarse. En la escuela por lo regular son los alumnos modelo, ya que además de siempre estar con la vista fija a la clase, tienen sus apuntes impecables, con imágenes, colores, etc. Son muy organizados, además de callados, pues su mente está ocupada en los detalles. Sienten afinidad por el Cine, Dibujo, Pintura, Diseño gráfico, Modelaje entre otras actividades visuales. Por lo general su aspecto físico lo cuidan mucho. Usan frases como: “Hasta no ver no creer”, “Me parece una idea brillante”, “Veamos…”, “Ya lo tengo claro”.

Por otra parte los Kinestésicos son personas muy activas y prácticas, les gusta manipular objetos. Se expresan a través de su cuerpo, son muy intuitivos, se dejan guiar por lo que sienten, y poco les importa que piense otros de su actuar, aun ante la autoridad en especial en la adolescencia. En la escuela los etiquetan de “Latosos” o “Niños problema”. Se sienten atraídos por el Baile, Actividades manuales y el Deporte.  Se crean un juicio de manera rápida, por ejemplo si alguien les cae bien o mal, les basta con observar por un breve lapso sus posturas y gestos. Tienen la necesidad del contacto físico, ya sea en forma de abrazos o juegos rudos con amistades. En cuanto carácter, son muy controlados ya que al estar en movimiento constante, fluye la energía en su cuerpo y al no acumularla, no explotan fácilmente. Para expresarse usan frases como: “Pongamos los pies en la tierra”, “Seamos realistas”, “Déjame ayudarte con eso”, “Necesito sentirlo”.

En cuanto a los Auditivos (cuidadito con ellos) son muy sensibles al tipo de sonido que escuchan, el vocabulario y el tono en que se expresa una persona. Por ello crean respuestas basándose en lo que escuchan. Son muy analíticos y afines a la lectura, la música, a la expresión verbal y escrita. Sin embargo cuando están recibiendo información evitan tomar notas, guardan la información a partir de lo que escuchan usando sonidos o palabras clave. Tienden a catalogarlos como distraídos, ya que pocas veces enfocan la vista, en vez de ello usan la inclinación de la cabeza para enfocar su oído. En la adolescencia les gusta debatir con cualquier persona aun siendo una autoridad, y responden según el tono en que se dirigen a ellos. En muchas ocasiones si alguien les grita, prefieren escuchar hasta que esa persona descargue toda su furia, una vez que se terminen todos los argumentos,  toman la palabra para concluir de manera tajante y a veces hiriente el asunto, queriendo demostrar quién tiene la autoridad. Es muy común en sus conversaciones, frases como: “Me suena bien”, “no me gusta cómo suena”, “¿Puedes bajarle a tu tono?”, “Te lo voy a decir con franqueza”.

¿PUEDES TENER DOS O LAS TRES PERSONALIDADES?

De acuerdo a mi experiencia y el trato con diferentes personas, tanto en el medio profesional, familiar y social, he concluido que todos tenemos aunque sea un poco de los tres canales de aprendizaje. Hay un refrán que lo describe a la perfección “De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco”. Siempre hay un dominante y nos inclinamos en menor grado a un segundo, lo cual define nuestra personalidad. Lo ideal es equilibrar lo más posible los tres.

Me pongo como ejemplo. Yo soy Auditivo con inclinación hacia lo Kinestésico. Soy músico de profesión y me gusta escribir poesía. Me gusta trabajar con las manos y sentir texturas, reparar infinidad de cosas. Por una parte la herencia genética y tus experiencias te van formando, a eso hay que sumar tu deseo de aprender cosas nuevas. Todas las tardes de mi niñez, escuchaba cantar y tocar guitarra a mis hermanos con sus amigos, además mi madre siempre tenía música de todo tipo y me obligaba a leer y escribir resúmenes en varias formas literarias. Mi padre, no podía ver que se rompía o dañaba algo, cuando ya me pedía el cemento, la pala, las pinzas o lo que necesitara para reparar lo que fuera necesario. Soy una persona que ofrezco mi oído si quieren ser escuchados, mi hombro si alguien necesita llorar, y mis brazos para quien necesite un abrazo, así como se pedirlos cuando lo necesito. Ya  de adulto, quise aprender pintura artesanal y hoy me hice maestro en este oficio.

De esta manera he tratado de equilibrarme, teniendo una fracción por mínima que sea de los tres canales de aprendizaje y de las tres personalidades.

Como una persona de personalidad dominante auditiva, lo que plasmé en este artículo son memorias de pláticas, cursos, lecturas con mis propias conclusiones.

Algunas fuentes de apoyo: preparadosparaaprender.com, elpoderdelasabilaentusmanos.com

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Idiomas »