fbpx

Los ojos de los libros no han muertos en las benditas y malditas redes sociales

Los ojos de los libros no han muertos en las benditas y malditas redes sociales

LOS OJOS DE LOS LIBROS NO HAN MUERTO EN LOS MANICOMIOS BENDITOS Y MALDITOS DE LAS REDES SOCIALES…

Los ojos de los libros no han muerto en el manicomio de las rupturas amorosas.
Los ojos de los libros no han muerto en los suicidios y crímenes de amor, poder y alcohol.
Primero book y luego face…
Leer a Sor Juana Inés de la Cruz, quien viajó con Primero Sueño, a la patria de La Catrina el 17 de abril de 1695, hace 324 años, es un deliete al amanecer… Detente, ansia, detente.
Primero book y luego face..
Los ojos de los libros no han muerto en la danza macabra de la heroína, la morfina, la cocaína, el cristal, las tachas…
Primero book y luego face.
Leer a Eduardo Galeano, en el crepúsculo de azotea, con un buen café chiapacaneco, es un viaje infinito, sereno, vital:
“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.
Leer, leer es un acto de amor radical. El amor es radical o no es. Leo, luego existo. Leo, luego, sueño. Leo, luego río. Leo, luego canto. Leo, luego amo. Amo, luego leo… Imagino, luego existo. Imaginar ritual en extinción. Lo que sucede es que estamos perdiendo la imaginación, y todo nos resulta sin sentido, eso es.
Primero book y luego face.
Leer, leer los ojos de los libros es un verdadero milagro en pleno siglo XXI.
Charles Bukowski no mató a su padre porque leía y leía como loco furioso a Fedor Dostoyevski, a escondidas en la madrugada.
Primero book y luego face es ritual que agoniza, en nuestros agitados, compulsivos, frenéticos, histéricos, neuróticos, superlocos días hipermodernos, tatuados de ilimitada infamia, violencia, agresión descomunal.
Los ojos de los libros no han muerto en la inconmensurable barbarie de los medios de comunicación, que alucinan y enamoran… ¿Horror que fascina? ¿Horror que sublima?
Los ojos de los libros no han muerto en la incontrolable ansia por tener y tener dinero…
Cobro, luego existo. Deposita y cállate. Deposita y no me hables de amor, perro. Deposita y esfúmate, imbécil. Deposita y no me ames, estúpido, ingenuo, loquito de mierda. Deposita y ni sueñes con mi amor, bastardo. Deposita y ni sueñes con mi boca, nefasto de porquería.

Los ojos de los libros no han muerto en la tormenta de balas criminales en el cuerpo de Emiliano Zapata, asesinado por el los soldados del General Jesús Guajuaro, el 10 de abril de 1919.
Los ojos de los libros abren los ojos de La Memoria. Los ojos de mi General Emiliano Zapata jamás se olvidan. Los ojos de Emiliano Zapata son eternos en las tierras del Sur mexicano.

Imagen: The British Library

Primero book y luego face… To be or not to be, that’s the question… Shakespeare, always Shakespere…
Shakespeare es Dios… Dios es Shakespeare… Shakespere nos inventó a todos…
En los ojos de Shakespeare viven y conviven los ojos de la condición humana.
Shakespeare, nace el 23 de abril de 1564. Los ojos de Shakespeare abren y cierran el ajedrez del poder.
Los ojos de Shakespeare no han muerto en los ríos y ríos de sangre en La Historia de Inglaterra y el mundo.
Los ojos de Shakespeare sonríen con el cráneo de Yorick, el bufón que provocaba la risa del niño William. ¿Escuchan la risa, la sonrisa y la carcajada del niño William? ¿Escuchas?
Primero Shakespeare y luego face…Morir en el peligro de tus ojos: Romeo a los ojos de Julieta.
Hacen el amor con los ojos en el balcón…la luna sonríe con erótica ternura.
Muere Shakespeare el 23 de abril de 1616. Hace 349 años: Holy Trinity Church, Reino Unido.
Y los ojos de Shakespeare continuan abriendo misterios en todos los ojos del mundo.
Los ojos de Shakespeare no han muerto en el manicomio del super-entretemiento bestial.
Los ojos de Shakespeare no mueren en El Síndrome de La Salvaje Salvación Suicida de las masas del siglo XXI.
Los ojos de Shakespeare no se queman en El Síndrome de La Salvaje Salvación Suicida, aullido feroz de los jóvenes nacidos entre 1980 y 1990…Ahhh, las generaciones suicidas, veinte años antes del siglo XXI.
Los ojos de Shakepeare, quien nació el 23 de abril de 1564, hace 455 años, no mueren en los supermercados del entretenimiento, banalidad y narcisismos.Primero book y luego face.
Primero Cervantes y después, muy después, ya como última opción, face..
Los ojos de Miguel Cervantes, nacieron el 29 de septiembre. Alcalá de Henares, España. 1547.
Hace 468 años.
Ahhh, el humor de Sancho Panza…
Ahhh, la risa delirante de su hermoso burrro.
Ahhh, el espíritu libre de Don Quijote de La Mancha.
Ahhh, el amor sin límtes de Don Quijote a Dulcínea del Toboso.
Ahhh, el galope de su caballo huesudo de Rocinante. Vuelan y vuelan por ríos y montañas.
Vuelan y vuelan por nubes alucinantes.
Ahhh, la imaginación sin límites de Don Quijote de La Mancha, el de la triste figura.
Ahhh, la amarga, sabia sonrisa de Miguel de Cervantes Saaavedra.
Leer a Cervantes es volar y volar en las alas interminables de la Imaginación.
Cervantes cabalgó con su caballo a los ojos de La Catrina, el 23 de abril de 1616. Madrid, España.
Los ojos de Shakespeare y Cervantes se encontraron con los ojos de La Catrina, el mismo día y el mismo año…Y a la misma hora…¿Escuchan la tríada de carcajadas de Shakespeare, Cervantes y La Catrina?
Los ojos de los libros no han muerto en las garras hipermodernas de las benditas y malditas redes sociales.
Los ojos de los libros son memoria eterna, vibrante, luminosa en los ojos heridos, ciegos, tuertos, miopes, sangrantes, huecos, valientes, atrevidos, de la milagrosa y asquerosa humanidad.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version