fbpx

Las (no) prioridades de la Cuarta Transformación

Las (no) prioridades de la Cuarta Transformación

Desde que se llevaron a cabo las elecciones presidenciales, el pasado 1 de Julio de 2018 en el cual el movimiento político de izquierda, encabezado por Andrés Manuel López Obrador y su partido Movimiento de Regeneración Nacional mejor conocido como MORENA, con su idea de realizar un cambio profundo en las instituciones en todos los niveles para remover la corrupción que ha traído severos problemas desde la inequidad, poco crecimiento económico hasta los más severos como es la violencia e inseguridad, se empezaron a trazar los ejes en los cuales se centra la política de este nuevo gobierno, la cual radica fundamentalmente en el ayuda a los sectores más desprotegidos de la sociedad, mediante políticas de asistencia social como los son los apoyos económicos a adultos mayores y personas con discapacidad, becas para jóvenes que no estudian o trabajan y enseñarles un oficio, obras de infraestructura que han sido cuestionadas por su asignación, financiamiento y ejecución, así como una asignación de recursos no vistas en otros gobiernos a las fuerzas armadas para el combate a la inseguridad que aqueja a la sociedad.

De los puntos antes mencionados, cada uno es digno de dedicarle varios párrafos y expresar en los que están bien o en lo que deben de cambiar. Pero, como gobierno no sería más sencillo combatir la violencia si se rescatara el tejido social que se encuentra tan deteriorado y cómo hacerlo: invirtiendo en cultura, ciencia y deporte. Si desde los niveles básicos de educación a los niños se les inculca la disciplina del deporte, la sensibilidad del arte y la capacidad de análisis y razonamiento de la ciencia hará que las nuevas generaciones sean mucho más analíticas y capaces de tomar decisiones mucho más pensadas y de mayor valor, además de alejar a los niños y jóvenes de los vicios y de una vida ociosa. A estas áreas, como se dice “les pasaron tijera en la 4T” y recibieron menos recursos que en años anteriores, lo cual está generando crisis en dependencias que forman parte de las estructuras de estos sectores a los cuales no se les ha dado el valor e importancia debidas.

Hablemos brevemente de cada uno de ellos. Si se invierte en el deporte, además de inculcar la disciplina, el tener un reto personal, ser constante, se tendrá gente más sana y se evitarían problemas de salud pública como la diabetes, obesidad, hipertensión que son costosas para el sistema de salud pública, porque tener los primeros lugares en obesidad infantil no es de aplaudirse. Por otro lado, el apoyo al deporte de alto rendimiento y se generen nuevas generaciones que lleven a Mexico a los primeros lugares y destacar en la mayor cantidad de deportes, hay casos recientes de éxito como el taekwondo, clavados, tiro con arco y recientemente en la gimnasia.

En la cultura, México cuenta con una historia maravillosa, recintos estupendos dedicados a este fin, desde los museos, salas de arte, galerías, salas de conciertos o lugares como Bellas Artes que es máximo referente de la expresión artística en el país. El desarrollo de las habilidades artísticas, genera personas con mayor sensibilidad hacia su entorno y poder expresar sentimientos de forma positiva, ya sea a través de la danza, la música o pintura.

Y la ciencia, la dejo al final no por ser la menos importante al contrario, debe ser considerada punta de lanza para el desarrollo nacional. Al inculcar el desarrollo de la ciencia desde los niveles básicos en las escuelas y generar el conocimiento y ganas de saber el porqué de las cosas y el ir mas allá de las explicaciones convencionales a cada situación de la vida diaria. Eso da la pauta a la generación de empleos, explotación correcta de los recursos naturales, repartición equitativa de la riqueza y oportunidades de desarrollo para la sociedad y reducir la dependencia tecnológica si se puede generar aquí.

No solo es otorgar o regalar los recursos, es importante que se haga una revisión de las estructuras relacionadas con estas áreas y determinar si las personas o en su caso las formas de operar no son las menos eficientes y eficaces y no por ello sea o deje de ser una de las áreas menos importantes, pasen el escrutinio de los integrantes de los sectores antes mencionados, gobierno y  la sociedad. Porque no solo gana el deportista, el artista o el científico;  gana usted, gano yo, gana México, ganamos todos.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version