fbpx

La isla con los mejores atardeceres está en México

La isla con los mejores atardeceres está en México

Habiendo empacado toalla, lentes de sol y bronceador salimos muy tempranito para tomar el autobús que atraviesa la zona hotelera de Cancún y nos lleva a Puerto Juárez. Una vez ahí, abordamos el ferry que nos llevará hasta Isla Mujeres. El trayecto en Ferry es de aproximadamente 30 minutos y lo podrás realizar:

1) A cielo abierto.

-Te permite disfrutar del viento, el mar y de los inigualables paisajes del Caribe mexicano.

-Es una buena opción si viajas solo, pues siempre tendrás la oportunidad de hacer nuevos amigos ya que el ambiente festivo se presta para ello.

2) En la parte interior del ferry.

-Hay cómodos asientos y grandes ventanas.

-Puedes relajarte y escuchar tu música favorita mientras disfrutas la vista, ver la televisión o comprar snacks.

-Por supuesto esta parte cuenta con aire acondicionado lo que te permitirá viajar cómodo si asolearte no es lo tuyo.

Cabe destacar que en «Isla» hay todo tipo de vehículos pero el medio de transporte más usado por la gente local son las motocicletas (debido al tamaño de las calles y a que las distancias no son muy largas). Tú tendrás la opción de rentar una bicicleta o incluso un carrito de golf. También puedes recorrer a pie o abordar un taxi.

Una vez que llegamos el plan es aprovechar al máximo nuestro día. Para ello lo más recomendable es tomar un tour que nos permita conocer los sitios más representativos del destino. Como sugerencia, es mejor que llegues temprano ya que es mucha la gente que busca este servicio. Así que desvelarte un poco evitará que te quedes sin la oportunidad de hacer tu recorrido. Abordamos la embarcación y comienza nuestro viaje hacia el sur de la isla. El guía nos cuenta que los antiguos mayas acudían desde el continente con el propósito de honrar a Ixchel, diosa de la luna y la fertilidad. Le ofrecían como tributo estatuillas con forma de mujer. Esta travesía tenía especial significado para las féminas pues representaba su paso de niña a mujer. Fueron tantas las ofrendas que se entregaron a la diosa que, tiempo después, los españoles terminaron bautizándola como “Isla Mujeres”. Aquí pudimos ver el templo dedicado a la diosa.

Imagen: Aquaworld

Avanzamos sobre el mar unos minutos más y llegamos a nuestra segunda parada: El arrecife Manchones. Nos proporcionan snorkels, aletas y chalecos salvavidas. Nos zambullimos a la aventura. El agua en esta parte es tan clara que te permite ver peces de colores que se arremolinan alrededor del coral. No se puede más que sonreír de felicidad pues es un momento muy placentero.

La última parada es una visita al museo subacuático de arte; también conocido como MUSA. Fue creado en el año 2010 y es un museo fuera de serie porque (como su nombre lo indica) aquí las obras de arte fueron sumergidas en el fondo marino. Tuvimos la oportunidad de ver las esculturas en las que también abunda la vida marina. El recorrido vale mucho la pena porque te permite conocer la historia del lugar y disfrutar de sus sitios importantes. No dejamos pasar la oportunidad y probamos las delicias culinarias de esta parte del país. Nos decidimos por un pescado a la Tikinxik y camarones al mojo de ajo. Por supuesto acompañamos con una deliciosa cerveza artesanal de la región.

Una vez terminado el tour aprovechamos para ir a Playa Norte. Ya sea que vayas en plan de amigos, de pareja o en familia es una excelente opción. Se trata de una extensa playa de arena blanca y tan suave que casi parece talco. El mar con ese color que caracteriza al Caribe se extiende a lo largo de la costa y lo mejor es que prácticamente no hay oleaje. Es como estar en una alberca, puedes caminar para adentrarte al mar y el agua no sube de nivel. Es increíble. Si bien Cancún y Riviera Maya son verdaderos paraísos puedo decirles que el atardecer más bello es el de Playa Norte. Sólo basta con mirar a tu alrededor para darte cuenta que es un momento mágico. Parece que todo se detiene y la gente no mira en otra dirección más que al horizonte. Es una experiencia que tienes que vivir.

Por su puesto que Isla Mujeres tiene muchas otras bellezas, pero de eso hablaremos en otro post. En esta ocasión ha llegado el momento de regresar a Cancún. Abordamos nuevamente el ferry y regresamos al continente. Atrás quedan las palmeras, las extensas playas y la gente siempre amable y sonriente.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version