Saltar al contenido
La Redacción

Hablemos de finanzas

29 julio, 2019

Sé que es un tema bastante complicado para todos porque siempre tratamos de que el dinero nos alcance para todos nuestros gastos y cuando volteamos al monedero no nos queda ni un centavo. En ese momento empieza la tornadera de dedos, tenemos que subsistir toda la quincena o mes (depende cómo nos paguen), pero sin un centavo en el monedero ¿cómo podríamos hacerlo? Y más cuando las deudas nos sobrepasan y no vemos la solución que podría estar a la vuelta de la esquina.

Lo primero que podríamos hacer es evitar los gastos hormiga, que todos tenemos, si no podemos todos, quitemos aquellos que nos hacen gastar constantemente, por ejemplo; el café diario. Cuando muy barato te sale en 10 pesos y con la vendedora de tamales, no hablemos de las tiendas de conveniencia porque sale de 14 a 16 pesos. Si nos llevamos bien con nuestros compañeros como para hacer una coperacha y comprar una cafetera, perfecto, pero si no, lo podemos preparar en casa y llevarlo en un termo. Existen en el mercado miles de modelos y de varios precios, y sigues ahorrando dinero.

Otro ejemplo: si puedes llevarte el almuerzo. Si sales a las 6 de la tarde o 7 podrías prepararte un emparedado acompañado de una ensalada fresca y una fruta, no sabes lo que me ahorré con eso (y ya no me enfermaba tan seguido del estómago, como antes), y seguirás ahorrando dinero. Otra cosa: toma agua, deja los refrescos. No sabes cómo te lo agradecerá tu cuerpo y tu bolsillo. Cuesta trabajo pero si lo haces por 21 días, programas tu mente y ya no te costará hacerlo. Tendrás una vida mucho más sana, lo digo con conocimiento de causa.

También lo que hago siempre que recibo dinero es tomar el 10 % y guárdalo; puedes donarlo a alguien que lo necesite o a final de año dónalo a una causa noble o a alguna organización, como quieras, pero dónalo, eso hará que te llegue más dinero y siempre debes agradecer, debemos agradecer por todo lo que tenemos todas las mañanas: el agradecimiento llama a la abundancia, es un hecho, olvida los pensamientos de escasez y la palabra NO TENGO, NO PUEDO, IMPOSIBLE Y NUNCA, quítalas de tu vocabulario porque te llevarán a la escasez en todos sentidos, no solo en lo económico.

Y lo más importante, todas las mañanas agradece por todo lo que tienes y por todo lo que el universo te entregó ya.

Antes de irme, todo lo que recomiendo lo he practicado antes y me ha funcionado.

English Version