Saltar al contenido
La Redacción

El valor de la generosidad en la vida diaria

7 agosto, 2019

¿Se ha puesto a pensar que significa ser generoso? Serlo no implica tener millones de pesos y dar donativos a una institución de beneficencia como una casa hogar, albergues para personas de escasos recursos o una casa de retiro para personas de la tercera edad.

Ser generoso, va más allá de lo monetario, que sí es verdad, ayuda a realizar muchas actividades y cumplir objetivos, pero el serlo implica una filosofía de vida y que esto nos ayude a ser mejores seres humanos y más ahora en el mundo tan complicado en el que vivimos y sobre todo alentar a los niños desde pequeños a que lo sean, desde el no ser envidiosos y compartir sus juguetes con otros niños, así como no ser indiferentes o hacer menos a las personas por razones de género, edad, religión, color, etc. 

La generosidad, va desde dar una sonrisa a una persona que se ve triste o afligida en la calle, ayudar a un adulto mayor a cruzar la calle, regalarle un dulce a un niño o bien si tenemos juguetes o ropa que ya no se usen en casa y regalarlos a quien lo necesite, no solo se cubre la necesidad de una persona en ese momento, se tiene la satisfacción de haber hecho una buena obra en el día, a veces hasta una plática con un amigo o incluso con un desconocido que necesitaba ser escuchado para desahogarse y compartir sus alegrías o penas, también es generosidad porque damos atención y tiempo, el alimentar a un perrito callejero, es preocuparnos y ocuparnos por las necesidades de otro sin esperar recompensas o beneficios personales.

Si nos ponemos a pensar, de que sirve atesorar dinero en cuentas bancarias, tener cosas materiales de alto valor, joyas, ropa, celulares si al final de la vida no nos vamos a llevar nada el día que dejemos de existir en este mundo, ya que dichas cosas solamente van y vienen.

A veces, los actos más grandes de generosidad vienen de las personas y los momentos menos esperados y de la gente más sencilla. Si todos practicáramos más seguido la generosidad, estaríamos en una mejor condición como seres humanos, seríamos más empáticos y se dejarían los sentimientos negativos a un lado.

Para usted, apreciable lector, ¿Cuál ha sido el acto más grande de generosidad que ha dado o recibido?