El adiós a los héroes de la ficción: un duelo terriblemente real

El adiós a los héroes de la ficción: un duelo terriblemente real
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mi esposa y yo tuvimos un agridulce momento en la sala de cine al ver «Avengers: Endgame«. Pueden seguir leyendo con calma, no hay spoilers en este relato, pero sí una realidad un tanto difícil de aceptar: la vida está llena de ciclos y los finales son necesarios.

Mientras regresábamos a casa, con mucho sentimiento me dijo: «creo no estaba preparado para esto». El comentario me conmovió, pues creo ella nunca había experimentado una despedida tan sentida hacia personajes de ficción. Yo, amante de los cómics desde pequeño, me acostumbré a ver a héroes ir y venir de entre las cenizas.

Creo que la primera muerte de personaje ficticio con superpoderes con un verdadero impacto para mí fue la de Superman. Yo tendría unos 11 años, quizás. Y aunque al terminar de leer esas páginas quedé devastado, pasaron unos cuantos meses para que el tipo que se escondía detrás de las gafas de Clark Kent apareciera «vivito y coleando» en la esquina donde se encontraba el trabajo de mi padre y se colocaba religiosamente el voceador cada mañana.

Imagen: Nerdist

Claro que hubo alegrías. Y el entendimiento de que en el mundo del entretenimiento todo lo que represente negocio es capaz de revivir. Sin embargo, ese periodo de ausencia fue letal, porque reflexioné una y mil veces, desde mi pensamiento de púber, por qué aquel fulano volador con capa nos había abandonado.

A la mañana siguiente de «Endgame», mi esposa seguía en shock. Recordaba las escenas de la película con emoción pero las relataba con tremenda tristeza. Tengo que reconocer que cuando platicamos sobre el tema se me cortó la voz al mencionar que si me enfundaba por completo en mi traje de fanático para referirme al filme no tardarían en salir las lágrimas.

Y es que es imposible no pensar en 2019 como un año funesto para el mundo del entretenimiento. No sólo se van Los Vengadores. Algunos dirán adiós a 12 años de The Big Bang Theory; Juego de Tronos promete aniquilar a la gran mayoría de sus personajes al acabar la serie y en diciembre los warsies tendrán que despedirse de nuevo de «una galaxia muy lejana» con la llegada de «The rise of Skywalker«.

Imagen: Cinema Blend

Y justo cavilábamos en ello cuando me muestra muy oronda un texto publicado por el periódico El País que decía (palabras más, palabras menos) que decirle adiós a estos personajes de ficción representa un duelo real para nosotros.

Y es así porque sabemos que esas historias nos están obligando a cerrar ciclos. Se termina la aventura en la pantalla, grande o chica, pero nos arrebatan una parte de nosotros. Mejor dicho, nos marcan de modo trascendental en uno de los aspectos más importantes para nuestra salud: la diversión. No en balde la importancia terapéutica del entretenimiento para hace frente a una vida cotidiana que a veces no aporta muchas alegrías.

Al poco tiempo de aquella extraña sensación por la muerte – resurrección de Superman, experimenté el fallecimiento de un amigo, uno de carne y hueso. Y aunque no puedo comparar el dolor de perder a uno y verlo de vuelta entintado de aventuras, y al otro inánime en un ataúd sin ni un ápice de esperanza de que abriera una vez más los ojos, la ausencia pesó por igual.

Una generación completa está a punto de experimentar un enorme vació este año. Habrá muy pocos que vivan ese sentido adiós por todas las producciones que dejarán de existir este 2019, pero al menos una llegará a recordarles que la vida no es eterna, y sentirán que con la desaparición de esos personajes también se desvanece parte de ellos.

Imagen: NME

No pude identificarme del todo con el duelo de mi esposa. Tiene la fortuna de no haber perdido, hasta ahora, a un ser querido real, lo que para nada demerita la opresión en el pecho que le acompaña un día después de despedirse de una década de historias del Universo de Marvel. Buenas o malas, y dependiendo de gustos, esas películas se han convertido en parte importante de la producción del cine pop de los últimos años. Y como ella, miles -o millones- no están preparados para lo que se viene.

Esos personajes no han muerto, pues la lógica sentimental es exactamente la misma que aplica cuando alguien amado -REAL- deja de respirar: no se van mientras mantengamos vivo su recuerdo. Y es entonces que me descubro adolorido y pensativo, acongojado porque se aproxima un momento clave para el cine de Hollywood con el final de la nueva saga de Star Wars y en su primer avance -estrenado hace menos de un mes, aproximadamente- la frase de «Nunca nadie se va realmente del todo» renueva mi duelo personal tras el fallecimiento de mi padre.

Se «mueren» esos personajes de la ficción tan «cercanos» a nosotros, pero su estatus de «imaginarios» no impiden que la pena se anide dentro para recordarnos que todo, siempre, tiene un final.

1
Leave a Reply

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Jack Pies Sucios Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Jack Pies Sucios
Guest
Jack Pies Sucios

En palabras de Homero, «Nadie debería vivir más que su personaje de ficción favorito»