Discoteca: álbumes nuevos de Calexico + Iron & Wine, Dave y The Coathangers

Discoteca: álbumes nuevos de Calexico + Iron & Wine, Dave y The Coathangers

Dave

Más que un álbum conceptual estamos ante una especie de testimonial que logra llevarnos de la mano por las diferentes etapas que aquejan a un convicto.

El debut de este joven rapero no pudo ser más afortunado y catártico al contarnos con extrema precisión las fases que vivió su hermano mayor en prisión. Así, pasamos de los momentos de angustia al coraje, hasta llegar a la aceptación, y, ¿por qué no? también a ciertos momentos de esperanza.

Pero no se trata sólo de los que nos cuenta. Aunque no cuenta con una musicalización rica en instrumentos, el piano sirve como un especie de cómplice que va dando el tono adecuado a cada uno de los relatos que componen uno de los candidatos a mejor disco de hip hop del año.

The Coathangers

El punk está más vivo que nunca. Quizá no sea el género que domina las listas de popularidad ni las canciones que más se reproducen en los servicios de streaming, pero cuando agrupaciones como la que conforman estas chicas de Atlanta aparecen con toda su fuerza no queda más que rendirse ante las notas sucias y energéticas que nos regalan.

Ya habían llamado nuestra atención con anteriores esfuerzos, pero ahora que han «desatado al diablo» sabemos que han logrado su mejor trabajo: el más rudo, más honesto y más cercano a los sonidos de los garages y hoyos en los que abundan estas ganas de gritarle al mundo nuestra inconformidad.

Se trata de enfrentar cara cara al demonio y lo más significativo de este discurso es que no se encuentra en los detalles, sino en el día a día en la postura intransigente de aquellos que no dejan que cada quien viva su vida como mejor le plazca, mientras no perjudique a los demás. ¡Dis-ca-zo!

Calexico + Iron & Wine

Estos exponentes de la más pura y clásica música «americana» vuelven a unir fuerzas para un disco de mejor acabado y más bello, con un trabajo más cohesionado y en el que permiten el brillo de todos sus componentes, convirtiéndose en una delicia para quienes gustan de este tipo de armonías.

El «problema» aquí, si es que puede llamarse así, es que escuchamos un álbum que va bien para observar a detalle un páramo en pleno atardecer, es apacible y delicado, sin sobresaltos, sin espacio para sorpresas o distractores. A veces este tipo de discos son necesarios para llevarnos a esos sitios tranquilos, pero si no estamos en el «mood», muy difícilmente logremos adentrarnos del todo al universo propuesto por estos músicos.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Idiomas »