Saltar al contenido
La Redacción

Deja de hacer publicidad

4 diciembre, 2019
Últimas entradas de luisgodinezc (ver todo)

El día de hoy (4 de diciembre) se celebra el día de la publicidad, y es el día en que te invito a dejar de hacer publicidad.

¿Por qué debes dejar de hacer publicidad?

Quiero aclarar que esta nota no tiene como objetivo desprestigiar o hacer menos a la industria que tanto amo y tanto me ha dejado. Lo que deseo es que hagas conciencia del porqué la publicidad que haces se ha convertido en un gasto más que en una verdadera inversión. Sin temor a equivocarme, y con base en la experiencia de años en el ramo, te puedo confirmar que estos son los motivos por el cual la publicidad no te está dando los retornos que esperas:

1. Hacer publicidad es más que llevar tus redes sociales

Las redes sociales se han colocado como el medio favorito para colocar nuestras marcas, contratamos agencias que nos generan contenidos todos los días, ponemos promociones especiales, y efectivamente logramos transmitir un mensaje a las personas que nos siguen, pero: 

¿Cuántos son nuestros seguidores? 

¿Cuántos de ellos realmente tienen una intensión de compra? 

¿Cuántos comparten nuestras publicaciones? 

¿Cuánto dinero te genera una publicación?

Si estas preguntas no tienen respuesta para ti, entonces ahí tienes una fuga de capital, por que atrás de un “post” hay tiempo que tú o tu equipo de “Social Media” le dedica a pensar y diseñar una publicación que posiblemente pase por este mundo sin pena ni gloria.

2. Lo que tu competencia hace no es tu modelo a seguir

Vas por la calle y de pronto volteas a ver un anuncio espectacular que llama tu atención y te das cuenta que es de tu competencia, si tu primer pensamiento es: “Yo debería hacer lo mismo” estás en un grave error.

¿Por qué?

Porque ese canal ya le pertenece a tu competencia y existen otros muchos canales en los cuales tu negocio puede resaltar, e inclusive podrían ser más económicos y efectivos. Si ya conoces quien es tu público meta, sabrás cuales son sus comportamientos, y encontrarás el momento adecuado en el cual su atención será completa para tu oferta de valor. Un momento… ¿oferta de valor?

3. Oferta de valor, lo que solamente puedes dar

Este es uno de mis puntos favoritos, antes de hacer publicidad debes encontrar tu oferta de valor. Es muy similar a cuando alguien te pregunta ¿conoces tu misión en la vida?  Tu oferta de valor es aquello que causa un “wow” en tus clientes, es el motivo por el cual siguen visitando tu negocio y no piensan dejarlo.

¿Qué hago si no conozco mi oferta de valor?

Dicen que preguntando se llega a Roma, pues pregúntale a tus clientes: ¿Qué es lo que te hace especial para ellos?

¿Qué hago con mi oferta de valor?

Difúndela, ese es el verdadero sentido de hacer publicidad. Decirle a las personas que tu negocio es especial y no solamente por que tiene los mejores precios, si no por que la experiencia que ofreces es única y los hará sentir especiales. Pausa… ¿dijiste experiencia

4. Experiencia, somos lo que hacemos sentir a los demás

Remóntate a tu pasado (días, semanas, meses o años) y recuerda:

¿Cual fue el negocio que mejor te hizo sentir?

¿Cómo te sentiste?

Bueno, eso que viviste se llama experiencia y es lo que todos nosotros como consumidores necesitamos en nuestras vidas. La experiencia de un lugar que huele rico, creatividad en la presentación del producto, un agradecimiento a tus clientes por su preferencia o hasta un lugar diseñado para que se tomen fotografías “pal’ insta”. Eso mis queridos lectores, es lo que queremos compartir.

¿Aún no tienes una experiencia que transmitir?

¡Excelente! deja de hacer publicidad y trabaja en crearla, hazla única, grandiosa, memorable y tan tuya que nadie pueda copiarla. Y es que tus clientes estarán tan agradecidos de lo que les hiciste sentir que te harán publicidad gratisSi ya se… dije “Publicidad Gratis”.

5. Publicidad gratis, el climax de tu negocio.

Usar la palabra climax no es para cualquier cosa. Y es que no es cualquier cosa lograr que los clientes se conviertan en voceros de tu marca, tomar el riesgo de hacer una recomendación sin miedo a fallar es haber vivido una experiencia excelsa. 

En la época de mis papás una cliente satisfecho te recomendaba con otros 2, ahora es diferente y mucho mejor. Un cliente satisfecho puede recomendarte con millones de personas y eso… eso… no te costará un solo peso. Google mi negocio, facebook, trip advisor, etc… son plataformas en la que todos los días hay potenciales clientes buscando referencias y reseñas de otras personas, y ahí es donde la magia sucede.

Antes de hacer publicidad te pido que vuelvas a leer esta nota y te preguntes…

  1. ¿Realmente tengo una estrategia de comunicación?
  2. ¿Le he preguntado a mis clientes que es lo que disfrutan de mi negocio?
  3. ¿Tengo una oferta de valor?
  4. Puedo crear o mejorar la experiencia de mis consumidores.
  5. ¿Me están recomendando mis clientes?

Una nueva década está por comenzar, ¿qué te parece sin dejamos de hacer publicidad y comenzamos a crear experiencias?

¿Cómo podemos ayudarte?

Con un “Mystery Shopper”

¿Qué es?

Una persona que se encargará de vivir toda la experiencia de tu negocio desde:

  • ¿Cómo está tu posicionamiento en internet y redes sociales?
  • ¿Que tan efectiva es la atención de tu personal?
  • ¿Cuál es la experiencia que transmite tu empresa?
  • ¿Cuál es la opinión del público acerca de tus productos o servicios?
  • ¿Qué tan clara es tu oferta de valor?
  • ¿Cuál es la calidad de tu atención post-venta?
  • ¿Estás recibiendo publicidad gratuita?

Para comenzar sólo necesitas hacer clic aquí -> Quiero hacer publicidad gratis.

Atentamente

Un publicista.