fbpx

Celebremos la estupidez

Celebremos la estupidez

Estas fechas son para celebrar que llegamos, los que llegamos, a la mitad del año 2019. La ciencia ha estado buscando la partícula de Higgs, su misión es saber que había antes de lo que llamamos el Big Bang, aunque hay muchas dudas entre los científicos alrededor del mundo en lo que respecta a este evento del universo, también hay mucha gente —Ignoro sus motivaciones reales— que discuten con ellos sin ser científicos, sus conocimientos están sostenidos por distintos canales de youtube que hablan de la ciencia, es importante reconocer que la gente guste de ver este tipo de videos, es alarmante que alguien crea que al verlos logre tener bases para discutir y contradecir a los estudiosos de la ciencia.

1964, siglo pasado, la ciencia comenzó a pelear en el Congreso de los Estados Unidos el excesivo uso de plomo y los daños que produce en la salud de los seres vivos de este planeta —El imperio Romano sufrió de terribles enfermedades debido al plomo en sus tuberías 2000 años atrás, más o menos— también comenzaron a plantear la idea del calentamiento global. Veinte años después determinaron que la ciencia tenía razón, en ese entonces la ciencia comenzó a avisarnos de los peligros del plástico.

La humanidad, sus avances, logros, han nacido de la base de la discusión de ideas, del intercambio de conceptos, de juntar hechos, experimentar. Es difícil discutir con alguien que solo balbucea o repite información que da la Wikipedia, Facebook, Trends… todo está bien, entre más conectados con la información, la posibilidad de errores debe disminuir. El problema es que no nos gusta estar equivocados. Creemos-saber-todo. Así comenzamos a ignorar, al creer saber todo. No queremos escuchar, solo queremos hablar, no nos gusta razonar. Cuando alguien nos enfrenta con hechos, pruebas, nos enfrenta con lo que medio-sabemos. No escuchamos más, la ignorancia gana. Nacen teorías de la conspiración. Todos-están-en-contra-de-mi. “Ya no quiero seguir discutiendo” o “No vamos a resolver nada”.

Los que saben dicen que hay una contingencia ambiental. Alarma en las noticias. No existe un plan para controlar el problema. Dos semanas después, este problema tan grave desaparece, no de manera paulatina, rápido. Nos vemos hasta el próximo año. Para festejar el término de la contingencia, salgamos en nuestros vehículos a circular lo que nos quitaron, lancemos fuegos artificiales, recuperemos nuestra libertad de expresión. Somos libres de nuevo.

Encender la televisión es un ejercicio que involucra la coordinación de las manos, con el rápido uso de un dedo mientras equilibras vasos y platos con la mano y dedos libres, esquivando obstáculos que están sobre la mesa. No vaya a ensuciar algo. Los noticieros son muy importantes, dicen que cosas nos deben de ocupar en la mente, casi nunca hay solución a ningún problema que presentan. Espera, un milagro. La noticia cambio ya es una nueva, la anterior al final sí tuvo una solución, la resolvió el sabio gobierno. Quizá lo pusimos bajo la alfombra.

La información actual —trend— es la austeridad cultural del país, nuestra falta de igualdad. Ahora nos toca a nosotras: Ya-es-hora. Hace algunos años cuando se anunció la construcción de la biblioteca Vasconcelos fue criticada. Hoy cierra, curioso, por quien más la criticó. No veo cual es el problema si presumimos que todo esta al alcance de nuestros dedos ¿quién en sano juicio iba a ir hasta donde queda la biblioteca para averiguar si la tierra es plana o no, si el hombre llegó a la luna?

No entiendo porqué el gobierno tiene que invertir en cultura en este país. No, cuando lo que hace falta es amar al país, conocer nuestra historia. Dejemos la promoción cultural en manos de Walt Disney —Coco fue un éxito mundial, mostrando la cultura de México— ahora solo debemos esperar que los próximos libros de Murakami y J.K. Rowling hablen de México. Harvard se debería hacer cargo de el nivel superior. Los Chinos de hacer la Virgen de Guadalupe. Alemania de nuestra música. Andrew Lloyd Weber de nuestro teatro. La idea es la globalización. Listo no más pobres.

Este año no ha sido tan bueno. Aún no consigo el último iPhone y ya esta por salir el nuevo. Voy a conseguir dinero prestado, no me importa si tengo que trabajar horas extras. Hay un hotel temático en Xcaret, quiero ir para aprender de nuestra cultura prehispánica. Estoy seguro los extraterrestres ayudaron con las pirámides ¿Si no cómo? Ahí la gente no ensucia, todo es ecológico.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English Version