Yalitza la exorcista

Yalitza la exorcista
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El fenómeno Yalitza Aparicio sin duda ha despertado uno de los debates más importantes de nuestros días; más allá de las filias y las fobias que han girado en torno a la película «Roma». La actriz y el famoso director Alfonso Cuarón han sacado a contexto grandes temas con muchos matices políticos, sociales, económicos y culturales de una época de nuestro país.

La película «Roma» habla de la realidad de un México que a la distancia no se ve muy diferente al de la actualidad. La desigualdad, la censura del poder a las voces que reclaman y la injusticia de la cual es víctima la sirvienta, es la misma que experimentan cientos de miles de Cleos en nuestros días.

Imagen: Canimomag

Sin embargo, lo que verdaderamente llama la atención es la especie de exorcismo que se nos ha practicado a los mexicanos. Yalitza y «Roma» han logrado expulsar (no sé si del todo y para siempre), demonios que estaban agazapados en nuestra conciencia colectiva: la discriminación, el racismo y el clasismo.

Ha desatado -sin importar clases, género o grado académico- una serie de discusiones que giran en torno a una especie de juicio sumario, donde Yalitza esta en el banquillo de los acusados. Por un lado, los que la señalan por sus raíces, color de piel, por no tener rasgos occidentales y no coincidir con el estereotipo al que Hollywood nos tiene acostumbrados y aquellos que consideran que no es digna de haber pisado una alfombra roja.

Imagen: Película Roma

Por otro lado, un gran segmento de la sociedad ha salido en su defensa; quizás aquellos que de alguna forma se ven todos los días al espejo y saben que no correrán con la misma suerte de la Oaxaqueña. Todas y todos los Cleos que viven en un país donde la realidad actual rebasa por mucho la historia de Cuarón.

Sirva este exorcismo para no permitir regresen los demonios y que no se cumpla aquello que recita: «Nadie es profeta en su propia tierra».

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of