Saltar al contenido
La Redacción

Tanya Kohn, in memoriam

20 diciembre, 2019

Tanya Kohn, in memoriam. Nacida en la Ciudad de Praga, Checoslovaquia, llego junto con 21 miembros de su familia huyendo de la persecución de los Nazis durante la II Guerra Mundial a Quito, Ecuador. Su padre Karl Kohn, fue un reconocido Arquitecto y Artista Plástico al que Tanya era muy apegada y con quien se iniciara desde muy pequeña en el mundo de las artes visuales.

Sus inocentes y claros ojos de niña se abrían sorprendidos ante las bellezas que su señor padre le enseñaba a apreciar, el mundo de las luces, las sombras y el color.

Avida de mayores conocimientos sobre el arte pictórico, estudio en varios centros de gran relevancia comenzando en Bellas Artes en Quito, Ecuador, en Estados Unidos y Europa, llegando a México como parte de una gira pictórica internacional, para exponer su obra en una exposición Individual en el Palacio de Bellas Artes, México, el Pais que la enamoró profundamente y en donde maduro su arte.

Tanya Kohn no puede ni debe ser enmarcada en un estilo pictórico determinado, en su obra se aprecia lo mismo el cubismo que el realismo, lo abstracto que lo expresionista, lo onírico con el naturalismo, ella como persona, dulce, amorosa e intensa, refleja en sus cuadros no solo la gran técnica de la que hace gala, sino un lenguaje a través del cual se comunica íntimamente con sus espectadores.

La transición de esta gran artista al mundo ignoto de otros planos de la existencia se dio este martes 10 de diciembre de 2019, en paz, rodeada del amor intenso de sus dos hijos y con la plenitud de una hermosa mujer que deja un legado enorme a través de sus cuadros y sus esculturas.

Tanya Kohn se sintió comprometida con su entorno, el manejo de la luz es una característica ampliamente notoria en su obra, el reflejo de su amor por la naturaleza y su preocupación por el medio ambiente se percibe en cada uno de sus cuadros, esos claroscuros en los que las siluetas que fluyen, que se cuelan para ser descubiertas por el observador son como un llamado de la mujer que espera ser descubierta y no obvia, una sutileza muy femenina que enamora y que seduce.

Hoy se ha ido fisicamente de este mundo una hermosa mujer con una capacidad creativa y un conocimiento íntimo de las artes plásticas, pero su amor y su esencia perdurara en sus hijos y nietos que son su propio ser y en las obras maravillosas que deja para la posteridad y que son un orgullo para los Mexicanos ya que fue este el Pais que ella adopto por amor.

Tanya Kohn, no ha muerto, una artista de su dimensión no muere nunca, se transforma, trasmuta y trasciende, Tanya Kohn será siempre el arquetipo de la mujer que crece y que crea, que estudia y aplica lo aprendido y que vive intensamente, que ama la vida con pasión, con una pasión que nos contagia en sus creaciones. Tanya Kohn, vive

English Version