Saltar al contenido
La Redacción

Mi confesión

5 febrero, 2020
Últimas entradas de Jesica Lizeth Sánchez Sosa (ver todo)

Mi confesión. Si te sientes triste y solo, recuerda que estoy yo, y que me tienes a mí. Recuerda que tus logros también son los míos, que, en mis pensamientos de alguna u otra manera, siempre vas a estar conmigo, que nuestros secretos, siempre serán únicamente nuestros.

Recuerda también que tú eres para mí alguien muy único y especial. Que la fidelidad de por vida si existe, y aunque nos llegara a separar la distancia de mil mares, o, aunque pasaran muchos años, conmigo siempre podrás contar, aunque quizá en ese momento no me encuentre presente físicamente.

Sabes que tienes alguien en quien confiar, con quien reír, con quien llorar si es incluso necesario. Tienes aquí a alguien para contarle tus sueños, tus anhelos, tus pensamientos y explícitamente también hablar de tus miedos, sin que te juzgue, pues no soy quien para hacerlo.

Cada vez que cumplas uno de estos sueños, será para mí una maravillosa noticia que recibiré. Créeme, esta es la primera vez que específicamente escribo para ti, mis más leales sentimientos. 

Quiero decirte por primera vez lo que realmente por ti siento, que sinceramente desde que llegaste a mi vida, cambió todo mi mundo y poco a poco te ganaste mi confianza, mi admiración y mis respetos en muchos sentidos.

Pues creeme, no cualquiera se puede ganar el título que para mí tú tienes ya bien merecido. Siempre voy a estar ahí, cerca de ti, en las buenas, en las malas y en las peores, como siempre tú lo has hecho conmigo.

Cuando tengas algún problema puedes estar seguro de confiármelo, tal vez no siempre pueda darte una solución, pero juntos podremos resolverlo más pronto quizás de lo esperado.

Quiero estar siempre en todo momento presente contigo también, así como tu estás presente conmigo. Quiero verte siempre feliz, quiero ver tu graduación, quiero saber que puedes confiar en ti, y en mí también por supuesto. Quiero que sepas que espero con gran anhelo ese día para ver tu cara de satisfacción de haber logrado una meta más a través de tu esfuerzo y dedicación.

Quiero ver siempre tu sonrisa, como aquella vez que bailamos como locos una pieza de música. Esa noche inolvidable que aún a la luz de la luna, parecía el destello más brillante que mis ojos hubieran vislumbrado.

 Quiero que todos esos momentos bellos que he pasado contigo nunca se nos olviden, y que, si por azares del destino llegara a suceder, volver a construir nuevos recuerdos juntos… Quiero contar contigo y que tu cuentes conmigo hasta el final de nuestra bella historia

Conquista a tu clientela con un bello detalle este 14 de Febrero. Precios de mayoreo.