Lo santo de la Semana Santa

Lo santo de la Semana Santa
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El origen de la Semana Santa obedece al sacrificio expiatorio de Jesús de Nazaret, tiene como objetivo recordar aquel episodio en los diferentes sitios de la ciudad de Jerusalén. Este período -que comprende 40 días antes del viernes de dolores- debe ser un tiempo de reflexión, la ocasión para meditar y llevar a cabo los ajustes necesarios en la vida de cada persona, a fin de ser beneficiarios del holocausto a celebrar.

Jesús cuando estaba con sus discípulos en la última cena, al poner en sus manos el vino dijo: “esto es mi sangre que por muchos es derramada para remisión de pecados” (Mateo 26:28). Esto supone que el sacrificio no surtirá efecto en todos porque el requisito para ello es que el individuo viva de acuerdo a sus enseñanzas.

Imagen: Periódico Síntesis

Manera correcta de vivir la semana santa

Los que se dicen fieles creyentes acuden a los centros de adoración como corresponde, hacen sus votos y renuevan sus compromisos con su Dios, observan los días de la semana santa como la oportunidad para ofrecer disculpas a quienes han ofendido, se ponen a cuentas con Jesús de Nazaret: ese es el verdadero significado de esta festividad. El observarla de esta manera siembra las esperanzas de una mejor sociedad, más humana y sensible a las necesidades del prójimo.

Desvirtuando la semana santa

En contraste con los fieles creyentes -porque los hay- estos son sólo días de descanso laboral, que por ley en México es solo el viernes de dolores; sin embargo, muchas empresas otorgan a sus trabajadores tres días -de jueves a sábado- otras empresas sólo cumplen lo mínimo requerido por la ley, es decir, descansan el viernes, algunos empleados se quejan, y lo que es peor, lo hacen aquellos que ni creyentes son.

Imagen: Expansión

Hay gente que toma la Semana Santa para la recreación: salidas a las playas, días de campo, fiestas y toda actividad alejada de la vida espiritual. En algunos casos no puede faltar el alcohol y este tipo de celebración tiene como consecuencia la muerte de algún familiar, amigo o conocido.

Estimado lector, si usted celebra de esta manera, reconsidere el origen de la Semana Santa, y si no le interesa, por lo menos cuide su integridad y la de su familia, evitando el consumo de bebidas embriagantes.

Felices pascuas.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of