Saltar al contenido
La Redacción

Como enfrentar los acontecimientos inesperados

1 enero, 2020

Como enfrentar los acontecimientos inesperados. Hace unos días creía que todas mis metas en la vida estaban a punto de concretarse, hasta que algo inesperadamente se interpuso en mi camino, generando que todo aquello soñado se cayera rápidamente en pedazos. ¿Alguna vez te sucedió?

Soñé años enteros con un estilo de vida, el cual estaba llevándose a cabo. Ese sueño no sólo se evaporó, si no que tuve que comenzar nuevamente de cero.

 Pero te voy a contar un secreto… <No todo está perdido>

A menudo escucho historias de empresarios, artistas, emprendedores “fracasar” en sus proyectos, y luego empoderarse y posicionarse mucho más fuertes de lo que estaban anteriormente. ¿Por qué pasa esto?

Muchas veces la vida nos sacude para hacernos despertar, nos colapsa para hacernos entender algo más, nos desequilibra para profundizar. Quien logra entender esto y “renacer” de las cenizas, logra transformar, como el Alquimista, el barro en oro.

Cuando creemos que nos pasa lo peor, no estamos viendo que puede ser el comienzo de lo mejor. Todo tiene un porqué. Si aprendemos a observar ese acontecimiento con una posición positiva, como una nueva oportunidad, como un regalo para lograr año más, el “milagro” puede suceder.

Entonces, ¿cómo enfrentarnos ante los acontecimientos inesperados (y muchas veces dolorosos) de la vida? Aquí te dejo unas pautas para NO MORIR EN EL INTENTO:

  • Confía en vos, en tus proyectos, sueños. Confía en que tienes la fortaleza y capacidad necesaria para lograr todo lo que te propongas.
  • Busca las personas y herramientas necesarias para lograrlo:

Somos seres sociables y por ende necesitamos de los otros para sobrevivir y alcanzar todas nuestras metas. Las personas somos medios (utiliza todo medio a tu favor, no para excusarte culpando a otros de tus problemas).

Las herramientas te brindarán los recursos para llevar a cabo eso que tanto anhelas y/o ponerlo en práctica.

En este punto no nos referimos sólo a cosas materiales (objetos), sino también a lo intangible, como información, conocimiento, creatividad, entre otros.

  • Cuida tu energía: atraemos lo que deseamos a través de lo que sentimos. Esto implica cuidar tu alimentación, descanso, pensamientos, actividades, entorno.
  • Por último (y fundamental), analiza tu FODA:
  • Fortalezas: todo aquello en lo cual eres ágil de realizar, lo que te sale natural y fácilmente, sin mucho esfuerzo. También es todo aquello que te hace destacarte de los demás
  • Oportunidades: posibilidades que presentas externamente (en la sociedad, en el afuera), ya sean trabajos, capacitaciones, nuevas relaciones sociales, redes, medios, etc.
  • Debilidades: características o hechos personales que de cierta forma te limitan o aquello para lo que no sos ágil, que no te es fácil de realizar.
  • Amenazas: hechos externos que te juegan en contra y estorban para lograr tus metas. Pueden ser competencias y/o acontecimientos que no te permiten avanzar con facilidad. Es un especie de mural, totalmente externo a vos, pero que directa o indirectamente te afecta.

Una vez recaudada toda esta información debemos analizarla. Pero antes de decirte cómo, te recomiendo dos cosas fundamentales: en primer lugar ser sincero con vos mism@, muchas veces por temor e inseguridades nos auto engañamos.

Y segundo que lo escribas a mano sobre un papel o, en caso de ser chic@ tecnológic@, que lo redactes sobre tu mejor pantalla. Lo importante es que lo tengas de forma visible para que sea más efectivo.

Ahora sí, vamos al detalle final…

  1. Cierra los ojos y visualiza con todas tus fuerzas aquello que realmente quieres. Una vez claro descríbelo con detalles (sabores, olores, colores, todo). A tu sueño vas a ponerlo en escrito y titularlo como OBJETIVO A LARGO PLAZO
  2. Divide tu deseo en proyectos más cortos y accesibles, etiquetándolos como MEDIANO PLAZO, cuales te van a ayudar a darle forma y llegar más fácilmente. En este punto es muy importante que tengas presente todos los datos analizados en tu FODA para guiarte, orientarte cómo y hacia dónde dirigirte para lograr tu meta.
  3. Finalmente, cada proyecto que hayas establecido divídelo en pequeñas acciones del día a día (OBJETIVO A CORTO PLAZO) que te lleven a ponerte en marcha.

Recuerda que con pequeñas acciones que hagas diariamente puedes lograr grandes resultados.

Te obsequiamos $15 pesos para que ganes millones

English Version