Astro y satélite

Astro y satélite
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nadie tiene la definición perfecta de lo qué es el amor, pero todos sabemos que se encuentra presente en cada momento de nuestra vida, en nuestros recuerdos y es capaz de causar alegrías, tristeza y exalto a la vez.

Todo esto trae a mi memoria la historia de dos enamorados amándose a distancia pero recorriendo similares caminos, formando el perfecto binomio, actuando en total sincronía, como si pudieran leerse la mente, no importando la distancia.

Tal vez fue el destino o quizá por obra divina el estar separados, pero su amor superaba toda distancia, lugar y tiempo. Se fortalecía con el paso de los años.

Imagen: Mejor con salud

Su conexión era algo que no podía pasar desapercibido y prueba de ello era que todo aquel que se detenía para admirar aquella relación, que rompía con todos los esquemas de lo ordinario, terminaba por comprender que por más retos que pueda haber en la vida, siempre habrá un enlace, algo así como la metáfora muy conocida que menciona que existe un hilo rojo invisible que conecta a aquellos que están destinados a encontrarse sin importar el tiempo, lugar o circunstancias.

A pesar de ser polos opuestos, esa cualidad era la que los mantenía en perfecta sincronía.

En toda historia de amor de vez en cuando se presentan adversidades. Qué aburrida, fácil y predecible sería la vida de no ser así ¿no lo creen?

Imagen: Medium

Volviendo a nuestra historia, la dificultad que separaba a nuestros dos enamorados era que cada vez que ella intentaba acercarse a él, quien era introvertido, callado y difícil de descifrar a la vez, parecía que se alejaban más y más, esto sin mencionar que carecía del resplandor natural que poseía su amada la cual estaba llena de vitalidad, entusiasmo y un carisma excepcional, tal como si estuviera rodeada por un aura hermosa y brillante, algo así como los astros del cielo en una bella noche. Había algo que no dejaba de intrigar a aquella entusiasta amada y era que, de vez en cuando, su mirada, más específicamente el brillo de sus ojos, era capaz de comunicar todo aquello que su corazón sentía al contemplarla y su forma de ser callaba.

En pocas palabras su mirada lo delataba ¡y cómo no! si ella era todo lo que necesitaba y anhelaba. Y así buscaron la forma de permanecer por siempre juntos, les tomo algo de tiempo pero lo lograron, era un lugar en el espacio y tiempo, el lugar perfecto para unirse cada vez que el destino se los permitía y lo llamaron “eclipse”.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of