Saltar al contenido
La Redacción

1994: año brutal

20 febrero, 2020

“La generación de 1994 que marcó historia: Grupo San Ángel” de Alfonso Zárate

1994 fue “un año brutal” en el que se agolparon acontecimientos sucesivos que marcaron la vida política, social y económica de México.

Inició en mayo de 1993 con el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y continuó el primero de enero con el surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. El mismo día en el que nuestro país entraba a la modernidad con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

En marzo de ese 1994, último año de la administración del presidente Carlos Salinas de Gortari, fue secuestrado el presidente del Consejo de Administración de Banamex Afredo Harp Helú y en abril, el vicepresidente de la cadena de tiendas Gigante, Ángel Lozada Moreno.

El 23 de marzo se dio la “gran sacudida que puso en vilo al sistema político mexicano” con el asesinato del candidato presidencial priista Luis Donaldo Colosio y el 28 de septiembre, ocurrió otra conmoción nacional con el asesinato del secretario general de PRI, José Francisco Ruiz Massieu. Esto luego de haber asistido a una reunión con 180 diputados electos de su partido.

En agosto del año 1994 se llevarían a cabo las elecciones presidenciales, en un proceso en el que todos sabían que no contaban los votos de los ciudadanos en las urnas, sino que la designación se daba “por dedazo” del presidente en turno.

En este marco de acontecimientos nació el Grupo San Ángel inspirado por el escritor Carlos Fuentes y conformado por hombres y mujeres intelectuales, académicos, políticos, historiadores y dirigentes sindicales y sociales que buscaban la transición democrática de cara al proceso electoral de agosto de 1994.

En las elecciones presidenciales de ese año, participaron Ernesto Zedillo Ponce de León (PRI), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (PRD) y Diego Fernández de Cevallos (PAN).

A 25 años del surgimiento del Grupo San Ángel, el académico, sociólogo y analista Alfonso Zárate presenta una memoria de las reuniones, los objetivos, las publicaciones, llamados al diálogo y convocatorias de ese grupo, en su libro “La generación de 1994 que marcó historia: Grupo San Ángel” (Editorial Planeta, octubre 2019).

La iniciativa ciudadana, explica en el Prólogo Alfonso Zárate, se propuso tres objetivos: “Pugnar por elecciones apegadas a la ley, limpias y creíbles, que garantizaran el respeto de la voluntad popular y la aceptación de los resultados por todos los candidatos y partidos políticos”.

Asimismo “Procurar la preservación de la paz, la estabilidad y la unidad nacional ante cualquier resultado y contribuir al avance cívico y democrático del país”.

En la primera parte de libro, el autor advierte que “para los jóvenes de hoy debe resultar sorprendente que hace apenas 25 años el voto de los electores no decidía la asignación del poder, sino que correspondía al presidente de la República, erigido en el Gran Elector”.

A 25 años de ese “año negro”, las condiciones en México son diferentes. Hay avances democráticos, hay debates entre candidatos; el entonces IFE (Instituto Federal Electoral) ahora INE (Instituto Nacional Electoral) se independizó del Gobierno.

Sin embargo hoy como hace un cuarto de siglo, hay polarización entre la ciudadanía. Y la clase media y media alta empieza a cuestionar. Quizá sería bueno otro Grupo San Ángel, a favor de México, no en contra del presidente ha dicho el politólogo Alfonso Zárate.

English Version