15 razones para no suicidarse

15 razones para no suicidarse

Según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de suicidios en México es de cinco por cada 100 mil habitantes. De los cuales, el 90% son hombres jóvenes en plena edad productiva. Es por eso que decido realizar la presente entrega, para colaborar con mi granito de arena en la prevención de este hecho que deja tanto dolor para los familiares.

Expongo 15 razones para no suicidarse. Quizás haya muchas más, depende de cada persona.

Tu madre: es el dolor más grande que una madre puede experimentar. Es la razón más poderosa para no salir por la puerta falsa.

La vida: la vida es tan bella y al mismo tiempo tan corta. ¡Hay tanto por vivir!

Tu mejor amigo: dejarás en la más vil soledad a tu mejor amigo. Compañero de aventuras y cómplice en todas tus travesuras.

Imagen: Liberación

Tu novia: un amor que nunca se consumó. Una persona muy especial para ti. El amor de tu vida.

Tu celular: todos tus archivos quedarán en el olvido. En alguna parte de la memoria interna, externa y nube. ¿Quién los hallará?

Tu recámara: lucirá vacía extrañando tus risas y tus alegrías, tus gritos, sueños, aromas y tus sentimientos.

Tu Dios: tengo entendido que es el único pecado que Dios no perdona. ¿Quizá porque eso le causa una profunda tristeza?

Tu Facebook: tus redes sociales como el Instagram ya no tendrán nuevos estados. Tus amigos te extrañarán tanto.

Tus poemas: aquel viejo poema que escribiste hace mucho, nunca verá la luz.

Tu liderazgo: tus seguidores se quedaran estupefactos ante tal noticia, lamentarán que hayas tomado esa decisión.

Tus hermanos: ¡Qué mal ejemplo darías a tus hermanos menores! La peor cosa que podría sucederles, la pérdida de un gran ser de su misma sangre.

Imagen: Trastorno de la personalidad

Tu futuro: nunca se sabrá si pudiste llegar a ser el mejor presidente de tu país. El inventor de la máquina del tiempo, el investigador que encontró la cura del cáncer, nunca se sabrá que hubieras sido en el futuro.

Tu escuela: en tu centro de estudios dejarás una huella imborrable de gran tristeza. Se preguntarán que motivo tan fuerte tuviste. Más de un compañero tuyo te extrañará de por vida.

Tu arrepentimiento: una vez consumado el acto suicida no habrá vuelta atrás. Ya será muy tarde para el arrepentimiento. El hubiera no existe ya nada será igual.

Tu conciencia: piensa bien lo que vas a hacer. Es mejor pedir ayuda en el nombre del amor, que todos tus seres queridos sienten por ti. Habla a una línea de ayuda. Escríbeme, yo te quiero escuchar. No te hundas en tu tristeza. Que no te gane la depresión.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of